España ante la pandemia (dentro y fuera de nuestras fronteras)

33,37 millones de personas en España tienen la pauta de vacunación completa, lo que se traduce en que se ha cumplido el difícil reto de superar el 70% de la población vacunada, un hito sanitario y ciudadano.

Este artículo no trata de caer en ningún triunfalismo, pero creo que es justo reconocer que, se ha conseguido inmunizar a un ritmo superior al de cualquier otro país de similar peso demográfico, siendo el nuestro, el país número 27 en la lista de los más poblados del planeta.

Incluso superando a los países que comenzaron la vacunación los primeros, como Estados Unidos, Israel y Reino Unido. En estos se ha frenado el ritmo, sin alcanzar el objetivo del 70%., por una combinación de factores perversa, donde también entran los movimientos de pseudociencias y pseudoterapias, negacionistas, fundamentalistas religiosos y extrema derecha.

Un logro de la sanidad pública

Haber alcanzado, como se comprometió, el 70% de población vacunada en España es un logro importante para la sanidad pública, que no solo posee la red y capacidades para implementar este ambicioso plan de vacunación, sino que disfruta de una buena reputación para ofrecer la confianza necesaria a la ciudadanía. Lo que me lleva a, una vez más, a suscribir la importancia de su defensa.

En España, la ciudadanía confiamos en el sistema público de salud por su condición de público y universal, aunque desde hace tiempo se enfrenta a privatizaciones y recortes y aún tiene que asumir grandes y nuevos desafíos como el fortalecimiento de las redes de prevención y salud pública y atención primaria. Refuerzos necesarios para afrontar de forma adecuada la atención a la cronicidad o a la salud mental, en una etapa donde además se sigue atendiendo la urgencia de la pandemia, entre otras. Sin embargo, continúa siendo uno de los de mayor calidad y equidad del planeta.

Un logro de la solidaridad

En la ecuación del éxito también está presente la solidaridad, quiero recordar con orgullo que España lidera el altruismo de las tasas mundiales de donantes para trasplante de órganos. En esa clave la ciudadanía hemos entendido que vacunarse no solo es un acto de protección individual, sino que también es un acto por el bien común y la protección colectiva. En ese sentido, en mi opinión, las claves del éxito han estado en la combinación de una ciudadanía solidaria y que confía en la ciencia y la fortaleza del Sistema Sanitario.

Éste es un éxito colectivo. Éxito del Sistema Nacional de Salud. Éxito de sus excelentes profesionales y de la ciudadanía que confía en la ciencia. Y quiero añadir también del Gobierno que ha sabido cumplir este desafiante compromiso, y el Ministerio de Sanidad y las diferentes CCAA (sin entrar a analizar las diferencias de algunas de ellas).

Un logro del Gobierno y de las CCAA.

Pero, aunque España haya alcanzado este importante hito, y ello nos coloque en una posición de mayor esperanza frente al futuro, y los países desarrollados estén inmunizando a un ritmo alto, no se puede ignorar que en muchos países del planeta aún están en tasas muy incipientes de vacunación por la falta de acceso a la vacuna. Debemos ser conscientes de que, si no salimos todos y juntos de la pandemia esta no terminará, y se prolongará con la aparición de nuevas variantes cada vez más agresivas y complejas.

Es por ello que España ha apostado por la solidaridad y la donación de vacunas y ha puesto en marcha su compromiso multilateral, a través del mecanismo COVAX, de contribuir a un acceso universal, justo, equitativo y asequible de las vacunas de covid19.

El programa de vacunación solidaria de nuestro país, debe ser otro logro del que nos sintamos orgullosos. Este plan tiene una acción en diferentes Regiones del planeta, pero quiero detenerme en América Latina y el Caribe que sigue siendo la Región más impactada por la pandemia, ya que desde marzo de 2020 ha reportado el número más elevado de casos y muertes. Siete de sus países, Perú, Brasil, Colombia Argentina, Paraguay, México y Chile, tienen las tasas de mortalidad más elevadas en el planeta. Sin olvidar que, 18 países que integran la Región aún se encuentran por debajo del 20% de la cobertura de vacunación, lo que implica que aún no han podido proteger a los grupos más vulnerables.

El reto: apoyar la vacunación en América Latina y Caribe

En estos meses, España, está acelerado las donaciones de vacunas a América Latina y el Caribe, con el envío de 6 millones de dosis, de los 7.5 millones comprometidas para la Región en la Cumbre Iberoamericana, por el Presidente del Gobierno.

Los países a los que se está apoyando en sus campañas de vacunación ahora son Ecuador, Costa Rica, Guatemala, Paraguay, Bolivia, Nicaragua, Jamaica, Surinam. Lo que viene a sumarse a las donaciones ya efectuadas en julio a Perú, Guatemala, Paraguay y Nicaragua. Sin olvidar las contribuciones financieras, otras donaciones en el ámbito bilateral de material sanitario como respiradores y el impulso de iniciativas solidarias. Estas donaciones permiten que los países de la Región puedan estar vacunando a los grupos prioritarios.

En estos momentos, tal como expresa el llamamiento de la Organización Panamericana de la Salud, la Agencia Regional de la OMS, la donación de vacunas solidarias es el único modo de mejorar la cobertura de vacunación en la Región; y España ha querido cumplir su compromiso con la inmunización dentro y fuera de sus fronteras. Si no salimos todos de la pandemia, nadie lo hará.

Pero aún no podemos celebrar el fin de la pandemia de covid19. El camino para superar la pandemia continua, aún queda trabajo por hacer. Estoy convencida que, con la receta de la ciencia, la defensa de la sanidad pública y la solidaridad lo conseguiremos.

Síguenos y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *